sábado, 7 de febrero de 2009

Luna LLena


Cuenta una leyenda, que en tiempos muy remotos cuando las clases sociales estaban más que acentuadas. Reyes, súbditos, nobles y vasallos ... tiempos en los que riqueza y pobreza tan unidos como amor y odio. En una aldea de la Provenza que no viene al caso, existió un trovador caracterizado por loar cantares que a diferencia de los triviales, nos relataban desventuras, amoríos y alegorías acontecidas, él tenía el don de predecir a su manera el porvenir.


Su lírica le había aportado gran prestigio entre la nobleza del momento. Era respetado y considerado entre los juglares y trovadores propios de la época.


Una noche, sentado en el quicio de la portada del casón de su señor. Una noche de esas que no falta ni una estrella... tuvo la fatal ocurrencia de cantar con voz susurrante ensayo de una nueva obra. Sus dedos se deslizaban sobre las tensadas cuerdas de su humilde bandurria, al son de una copla poco acertada, por cuanto su predicción describía el engaño de la bella esposa del señor con uno de sus cortesanos. No contaba con el desvelo de aquella dama, que reposada sobre el frío balcón, perturvada por el sueño roto y su corazón desgarrado por un amor imposible... designios del destino que aquella noche y en aquel preciso momento escuchara el cantar.


Perpleja, el temor la invadía por cuanto sus delicados oídos tenían la mala fortuna de advertir. No podía permitir que aquella maldita composión llegara a conocimiento de su esposo. Sin más ordenó a un súbdito que callara la voz de aquel que aventuraba, aquella misma noche.


El caso fué, que la luna llena en todo su esplendor fue testigo del macabro suceso.


La leyenda nos cuenta que al cabo de unos días, después de una larga noche de entrega a su amado fue hallada con profundos cortes en sus muñecas que dejaron fluir su cálida sangre entregando su vida.


Según los lugareños, tras las maravillosas puestas de sol que desde aquel balcón acontecen, al caer las noches de luna llena, se podía escuchar el deleite de las estrofas pendientes de acabar de aquel trovador.

8 comentarios:

estela dijo...

Que historia tan conmovedora.
Una forma escalofriante de acabar con la verdad, y cómo has descrito a la perfección la venganza.

Me ha encantado.

pelusa = pande dijo...

Hola Fly!!

Ayer te leí y tenías un título qué vaya, hoy me encuentro con otro, y una bella fotografía, la canción de Enya que tanto me gusta "Only time".

La leyenda es preciosa, y en poquito dices mucho, tienes arte a la hora de escribir y no sólo eso, te digo que dejas translucir tus sentimientos y cómo te diría... Te lo voy a dejar ahí, porque estoy convencida, que me entiendes de sobra, de pequeña me decían que sí era muy despistada, pero...

Un abrazo, fly...

Maite

cuca dijo...

Los trovadores han sido los justicieros de los desviados, la literatura portadora de sus actos. Excelente relato.

Ardilla Roja dijo...

Hola Fly, leída tu propuesta de compartir blog, vengo a decirte que por supuesto acepto. Este sitio es un remanso de tranquilidad que no me puedo perder. El sitio ideal para terminar una larga jornada.

Me ha gustado mucho tu relato del juglar Fly. Volveré

pd- La luna... preciosa

Viperina dijo...

¿Leyenda, cuento o realidad? Sea como sea, es hermosa, ya lo creo, y trágica también, tal vez ahí resida su belleza...
Besos, Fly.

La Bichejo dijo...

Una historia tremenda y triste,pero preciosa,sí,como preciosos y peligrosos son los augurios de la Luna.
Bonitos relatos y bonitas imágenes :).

Y gracias por pasarte a leer mis cohonadas :)

Rublo dijo...

Los versos de la verdad NUNCA CALLARÁN y menos en la cabeza del traidor.
Un placer llerte Fly, mi enhorabuena.

ALGUIEN EN EL MUNDO dijo...

A estas alturas no me importa si es un cuento o una realidad esto que has escrito...sencillamente me encanto y aqui me kedare pensando un rato cafe en mano...
Besos bebe