jueves, 15 de enero de 2009

Para empezar... os invito a cuestionar o reflexionar a cerca de una ocurrencia... "la vida es un laberinto"

La cuestión en sí puede ser confusa, pero profundizando un poco podemos descubrir ciertos detalles que nos ayudarán a comprender "este papelón en el que me he metido".
Bueno, vamos al grano. Alguien puede pensar que realmente la vida es una encrucijada de caminos en el cual debemos de tomar el correcto. Puede ser. Otros opinarán que meramente consiste en una serie de circunstancias y decisiones a tomar que determinarán nuestro presente y futuro. Vale. Quizás un abanico de posibilidades. O un compendio de hechos, acontecimientos y demás formas de acontecer todo a nuestro alrededor...
Las variadas posturas que me ofreceis merecen todo mi respeto. Pero ahora os hago, para liaros un poquito más, una pregunta...

¿Si realmente la vida es un laberinto, estamos obligados a salir de él?

Ahora paso a dar mi versión...con vuestro permiso.

- Quién te dice a tí que hay siempre una salida.
- Salir de dónde.
- Se entra al nacer o en algún momento determinado?
- Cuándo encuentras la salida, al morir? o cuando cesa lo que nos perturba, o cuando conseguimos objetivos.

Sinceramente, si fuera realmente la vida un laberinto, lo mágico sería conseguir ser totalmente feliz sin necesidad de salir ni buscar una salida fizticia.

!Un saludo!

7 comentarios:

Anónimo dijo...

¿quien te dice que estar dentro "del laberinto" es malo y hay que salir?.Yo creo k eso es lo bonito:pensar k siempre tuviste otra opción y k escojiste esta,a veces sí elejimos la opcion pero otras nos elije a nosotros y nos empuja a seguir en esa direccion ,aún a sabiendas que no es la idonea,pero... que se le va a hacer... esa es la vida! (o laberinto como "yo"quiera llamarlo).
por cierto bonito lo k escribes ... te visitaré,vaya k si :)

Patricia dijo...

A veces es mejor no pensar tanto y limitarse a virvir los momentos(sobre todo los buenos),pero la verdad es que llevas razon "¿"que hubiera pasado de seguir los caminos opuestos a los que se elijieron?"...lo dicho ..mejor NO PENSAR!!!jaja
Besos y te leo ,te leo ,te leo

estela dijo...

Si. La vida es un laberinto. Empiezas a solucionar unos problemas y, cuando los crees solventados, empiezan otros. Un acabar y empezar, un caer y levantarse. pero ¿qué seria la vida sin esos altibajos? ¿qué sería andar por un camino recto, ancho,sin dificultades, sin obstaculos....?
como la vida misma.

buena reflesión, que bien escribes.

te ficho para leerte.
Un abrazo.

pande... dijo...

Hola de nuevo!!

La verdad me ha gustado tu reflexión, y el día que la has hecho... falleció mi madre, la Vida??... Es curioso tengo una especie de poesía sobre ella... Te la voy a dejar, te estoy tratando como hombre, y la verdad como soy muy despistada no me he fíjado mucho en tu perfil, sí... en tus dos entradas... Son unas letras con mucho acierto por cierto.

"La Vida...

La Vida nos va dando en ese nuestro caminar
fragmentos, pedacitos, llenos de ese sentir que se aposenta en nosotros; sensaciones, ilusiones, anhelos, dolor que al vuelo podremos ir atrapando para hacerlos realidad sí... el dolor tiene cabida, porque aunque parezco extraño nos ayuda a discernir, a sentir, a percibir, crecer, y saber Aceptar...

La Vida nos da en ese caminar
una senda llena de espinas y flores, como esas bellas rosas que aún teniendo sus espinas, y sabiendo cribar nos podemos liberar
así es ella, con sus: penas, alegrías, sinsabores, soledades, dicha, paz, felicidad, Dolor, Amor...

La Vida es así y como tal debemos de Aceptar... cada día ya de por sí... nos ofrece un regalo en ese caminar la vida nos regala cada día Vida... y eso es vivir cada instante que vivimos no lo desechemos ni para bien ni para mal... porque es la Vida en toda su esencia y plenitud, disfrutemos pues de la Vida antes que se nos pueda escapar...

La Vida cada día me ofrece sensaciones distintas y la intento vivir lentamente para así poderla saborear, cuando amanece por suerte un nuevo día...
nunca sé como va ser y eso lo hace mágico
...la Vida... siempre me ofrece...
...la Vida... siempre me da...
...la Vida... siempre será Vida... en mi despertar a la Vida..."

Ah! Perdona pero me hubiese gustado seguirte, y no puedo porque he agotado el cupo, pero ten por seguro qué volveré!!

Un placer leerte.

Maite

cuca dijo...

El niño que tiene un patin, desea la bici del amigo, éste quisiera la moto del quinto. El concejal quiere ser alcalde; el vecino del cuarto añora el turismo del segundo
"Laberinto"....todo cambia de nombre con el tiempo, bien podiamos
pensar el la ENVIDIA.

Rosana, alias Roxx dijo...

A mí me encanta ese laberinto, perderme en él y descubrir en cada recodo una nueva oportunidad, cruzarme con otros que también deambulan por él e incluso compartir con ellos una parte del camino...si la vida es un laberinto, quiero recorrerlo entero sin dejarme ni un rincón. Me ha gustado mucho esta analogía. Volveré a visitarte; un beso.

Ardilla Roja dijo...

Yo creo que si, que es un laberinto y que la salida es la muerte a la que se llega normalmente, sin querer.

Un laberinto lleno de obstáculos que encierran cosas buenas, unas puedes quererlas otras no... Igual quieres precisamente las que están al otro lado de la pared que te separa de ellas. Y esa es la vida, un buscar no una salida al laberinto, si no un atajo, o una calle que te lleve al sitio que te gustaría visitar o por qué no, quedarte hasta que la muerte te saque de ahí.

Si si, definitivamente la vida es un laberinto, lleno de cruces de caminos que tomas o no dependiendo del momento.

Tampoco es que esté muy convencida de lo que estoy diciendo, pero creo que si, que la vida es todo eso